Guía de viajes: Parque Nacional Jasper

Ubicado al norte del Parque Nacional Banff y separado de este por la majestuosa Icefields Parkway, el Parque Nacional Jasper es la versión “rústica” de las Rocosas canadienses.

Este hermoso parque tiene una superficie mucho mayor que su vecino al sur. Sin embargo, no por esto es más visitado. Probablemente esta fue la razón por la que nos llamó la atención.

Si bien sus lagos y montañas no prometían ser quizás tan dramáticos como los de Banff, la posibilidad de poder explorarlos sin la presencia de miles de personas nos parecía el plan perfecto después de días donde sabíamos que estaríamos rodeados de hordas de gente.

Y Jasper no fue solamente el escape que estábamos buscando.

Creemos ahora, después de haberlo visitado, que sus paisajes nada tienen que envidiarle a Banff. Quizás tengamos que agradecer a su ubicación más remota el hecho de que los turistas no hayan llegado en multitudes (aún) a esta hermosa parte de Canadá.

Es por eso que si estás planeando un viaje por la costa oeste de Canadá y querés ver lo que realmente hace que esta zona sea única, te recomendamos que no dejes que te gane la pereza.

Agarrá el auto y emprendé camino por la Icefields Parkway: los 200 kilómetros que separan el Lago Louise del pueblo de Jasper seguramente sean lo que más recuerdes de tu viaje por este país.

Aviso: este artículo cuenta con enlaces de afiliados.*

Al llegar a Jasper, las oportunidades son de lo más variadas: desde picos montañosos hasta lagos legendarios.

Tu viaje por Canadá va a llegar acá al lado salvaje que estabas esperando.

¿Querés seguir explorando Canadá? Hacé clic acá para leer nuestra guía del oeste del país.

 

Índice

Dónde está el Parque Nacional Jasper

Hacé clic en el mapa para ver los puntos de interés dentro del Parque Nacional Jasper

Al igual que Banff, el Parque Nacional Jasper se centra alrededor de un pequeño pueblo que le da el nombre al parque. Este es el centro desde donde te va a ser más práctico empezar a explorar el parque.

Edmonton se encuentra al noreste de Jasper, y Calgary está a poco más de 400 kilómetros al sur.

Unos 300 kilómetros separan a Banff de Jasper, y estos están unidos por la carretera Columbia Icefields Parkway.

Cómo llegar al Parque Nacional Jasper

Para llegar a Jasper desde Banff, tomá la carretera Icefields Parkway hacia el norte.

Si estás en Edmonton o alguna otra ciudad del norte, la carretera 16 te lleva directo hacia el pueblo de Jasper.

Una vez más, la manera más fácil de llegar al Parque Nacional Jasper es en automóvil. No tanto por la llegada al pueblo que, como contamos debajo, es posible de hacer en otros medios, sino más por la posibilidad de poder moverte con mayor libertad dentro del parque.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si vas a alquilar un auto, tenés dos opciones cómodas, dependiendo de dónde llegues.

La primera es alquilar el auto en Calgary para primero recorrer Banff y luego seguir hacia el norte.

La segunda es alquilarlo en Edmonton y hacer el recorrido de norte a sur.

Hay muchos lugares de estacionamiento gratuito dentro del parque donde es muy seguro dejar tu vehículo mientras recorrés.

Hacé clic acá para buscar reservas de auto

Si no contás con tu propio transporte, hay algunas opciones para llegar a Jasper desde las ciudades principales:

  • Desde el aeropuerto de Edmonton, el Sky Shuttle (18 CAD) te lleva a la estación de buses Greyhound, desde donde salen 4 buses diarios a Jasper. Estos duran 5 horas y tienen un costo de 63 CAD.
  • Desde la estación de trenes de Edmonton Via Rail hay 3 trenes a Jasper por semana. También duran 5 horas y cuestan 90 CAD.
  • Desde el aeropuerto de Calgary, la empresa Sun Dog Tours tiene viajes a Banff, Lago Louise y Jasper.
  • Si vas en bicicleta, tené en cuenta que Jasper está 500 metros por encima de Banff, por lo que es mucho más conveniente ir de norte a sur. Hay varios lugares en el pueblo Jasper donde podés alquilar bicicletas.
  • Si venís desde Vancouver, hay conexiones a Jasper en bus con la empresa Greyhound o en tren por Via Rail. El tren Rocky Mountaineer tarda dos días desde Vancouver, pero los paisajes valen la pena.

Cuánto cuesta la entrada al Parque Nacional Jasper

Como contamos en nuestra guía al Parque Nacional Banff, durante 2017, debido al aniversario 150 de Canadá, las entradas a todos los parques nacionales fueron gratuitas. Sí, ya sé, la pegamos.

En 2018 las entradas pagas volvieron a entrar en efecto. Aunque si tenés menos de 17 años lo bueno es que a partir de este año vas a poder entrar de manera gratuita a todos los parques canadienses.

Los precios para 2018 para entrar al Parque Nacional Jasper son:

Pase diario para el Parque Nacional Jasper

Adulto (mayor de 18 años): 9.80 CAD

Senior (mayor de 65 años): 8.30 CAD

Menores (menor de 17 años): GRATIS

Grupos (hasta 7 personas en un solo vehículo): 19.60 CAD

Pase anual para todos los parques de Canadá (Parks Canada Discovery Pass)

Adulto: 67.70 CAD

Senior: 57.90 CAD

Grupos: 136.40 CAD

Tené en cuenta que estos precios son únicamente para entrar al parque. Los precios por hospedaje, ya sea en hoteles o campings, son por separado (más detalles abajo).

Como ves, hay pases diarios o la opción de comprar directamente un pase anual. La elección va a depender meramente de la cantidad de días que quieras pasar en el parque.

¿Ya sabés que seguro de viajes comprar para tu viaje a Canadá? Nosotros usamos World Nomads y lo recomendamos 100%. Hacé clic acá para pedir una cotización.

 

Si vas a estar menos de 7 días, te conviene pagar el pase diario por cada día. De esta manera, vas a pagar como máximo 58.80 CAD (como adulto) para 6 días. Si vas a estar 7 o más días, ya te conviene el pase anual, que además te da la posibilidad de visitar otros parques de Canadá, como Yoho o Banff.

Para comprar tu pase, podés hacerlo en persona al ingresar al parque o en línea y que te lo envíen a tu domicilio (gratis para envíos internacionales no express). Hacé clic acá para comprar tu pase.

Cuántos días se necesitan para ver el Parque Nacional Jasper

Como siempre decimos, el tema de los días es algo muy personal y depende casi puramente del tipo de viaje que quieras hacer.

Con eso dicho, creemos que para recorrer el Parque Nacional Jasper hacen falta al menos unos 3 días.

En el primer día podés recorrer las paradas de la Icefields Parkway que te trae desde Banff.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El segundo lo podés dedicar a conocer el pueblo de Jasper, tomar el Jasper SkyTram y conocer los lagos Pyramid y Patricia.

El tercer día es para visitar nuestros puntos favoritos del parque: los lagos Maligne y Medicine, y el Cañón Maligne.

Obviamente, esto es un viaje más express: si te gusta acampar, hacer senderismo, escalar o andar en kayak, podés dedicarle a Jasper probablemente al menos una semana.

En invierno, la colina de Marmot en las afueras del pueblo es un buen lugar para ir a esquiar, por lo que si vas en esa época probablemente quieras dedicarle unos días más al parque.

Tené en cuenta que para ir en esa época deberás contar con un vehículo adecuado para acercarte debido a las fuertes nevadas.

Dónde hospedarse en el Parque Nacional Jasper

Al ser un pueblo pequeño, la oferta de Jasper en cuestión de alojamiento no es de lo más amplia, por lo que, una vez más recalcamos la importancia de reservar temprano.

Además de los hoteles, hostales y campings clásicos, en Jasper hay varias casas de familia que ofrecen alojamiento en habitaciones privadas de sus casas. En www.stayinjasper.com o en la oficina de información turística podés ver una lista de todas las ofertas.

Los hoteles y hostales se pueden reservar fácilmente en línea. Abajo te dejamos algunos enlaces de los mejores hoteles en Jasper, clasificados según el precio.

Para los campings te sugerimos también reservar antes de ir. Para hacerlo ingresá a www.pccamping.ca. Hay una tarifa de aproximadamente 11 CAD por reserva.

Cuando los campings se llenan, se abren lo que se conoce como “overflow sites” que son espacios para acampar más baratos aunque no muy lindos.

El Parque Nacional Jasper igualmente cuenta con la ventaja de contar con varios sitios de camping “backcountry” o salvaje. Estos son campings básicos sin más que un espacio para poner tu carpa y, si tenés suerte, algún baño de pozo.

Estos son ideales para los más aventureros que quieran adentrarse en el costado más alejado del parque.

Para usar los campings backcountry es recomendable siempre ir con gente que conozca los caminos, llevar todo lo necesario e ir precavidos ante cualquier peligro, como los osos y otros animales salvajes que abundan en el parque.

En la página de Parks Canada podés encontrar más información acerca de los pases backcountry y las reglas del parque para acampar de esta manera.

Hoteles y hostales en Jasper

$$$: Fairmont Jasper Park Lodge – ubicado a orillas del lago Beauvert, el Fairmont tiene la ubicación perfecta para unas vacaciones ideales en Jasper. Hacé clic acá para ver precios, fotos y disponibilidad.

$$: Mount Robson Inn – a pocas cuadras del centro de Jasper se encuentra este hotel que ofrece habitaciones dobles y familiares hasta para 4 personas. Hacé clic acá para ver precios, fotos y disponibilidad.

$: Jasper Downtown Hostel – para los mochileros, el Downtown Hostel tiene instalaciones modernas y divertidas, además de habitaciones compartidas y privadas. Hacé clic acá para ver precios, fotos y disponibilidad.

Campings en Jasper

Pocahontas: 140 sitios, sin duchas. 21.50 CAD por espacio.

Snaring River: 63 sitios, sin duchas. 15.70 CAD por espacio. Sin reservas.

Wabasso: 231 sitios, electricidad, pero sin duchas. De 21.50 a 27.40 CAD por espacio. Solo para carpas y motorhomes pequeños.

Wapiti: 362 sitios, con baños, ducha y electricidad. De 27.40 a 32.30 por espacio. Abierto todo el año.

Whistlers: 780 sitios, con baños, duchas y electricidad. De 27.40 a 38.20 CAD por espacio. En remodelación desde fines de 2018 hasta fin de 2020.

 

IMPORTANTE: Tené en cuenta que solo los campings oficiales son los autorizados para dormir dentro del parque. Es así que si usás una app para buscar alojamientos gratis con tu camper o carpa (como AllStays o iOverlander), asegurate de que estén fuera de los límites del parque. De lo contrario, es muy probable que los guardaparques te pidan que te muevas.

Dónde comer en el Parque Nacional Jasper

Hay varias opciones donde comer en el Parque Nacional Jasper, la mayoría ubicadas en el centro del pueblo.

Jasper no es un lugar barato donde comer, pero así y todo hay algunas opciones económicas donde comer o tomar un café.

A continuación, una lista de algunos lugares donde comer en Jasper.

Restaurantes en Jasper

$$$: Syrahs of Jasper: si bien el menú de este restaurante entra claramente en la alta categoría, en la temporada baja se pueden comer 3 platos por solo 30 CAD.

$$: Fiddle River: con especialidad en pescados y mariscos, Fiddle River es uno de los favoritos del pueblo. Esencial ir con reserva.

$: Patricia Street Deli: un éxito entre locales y turistas, Patricia Street Deli tiene sándwiches y ensaladas muy buenas y a un precio más que moderado para Jasper.

Qué ver en el Parque Nacional Jasper

Si bien el Parque Nacional Jasper es algo más “rústico” que Banff, esto no significa que no haya atracciones de fácil acceso que se puedan disfrutar en pocos días.

Eso sí: para los amantes de la naturaleza, les recomendamos quizás pasar unos días más en este parque recorriendo los muchísimos senderos que se adentran en el bosque y la montaña y por los cuales se puede apreciar otro lado de esta zona tan única de las Rocosas.

El orden de los lugares está hecho de sur a norte, como viniendo desde Banff, y empezando por la ruta que une a ambos parques, la Icefields Parkway.

Después del Sunwapta Pass, el punto más alto de la ruta, te vas a encontrar con la primer parada, y probablemente la más dramática del Parque Nacional Jasper.

Columbia Icefield

La carta de presentación del Parque Nacional Jasper no es para nada discreta.

El Columbia Icefield es el área glaciar más extensa del hemisferio norte después del Círculo Artico. Tres importantes ríos nacen además de sus aguas de deshielo: el Columbia, el Saskatchewan y el Athabasca.

Lamentablemente, la mayor parte de los más de 300 kilómetros cuadrados de su superficie están escondidos tras las montañas.

Sin embargo, la buena noticia es que uno de sus glaciares principales, el Athabasca, se ve claramente desde la ruta.

El Glaciar Athabasca tiene 6 kilómetros de largo y 1 de ancho. Por más que parezcan medidas monumentales, es bastante triste ver hoy en día las marcas en la tierra árida que muestran hasta donde llegaba hasta hace unos 20, 50 o 100 años atrás.

A pesar de esta lamentable situación, vale la pena estacionar un rato el auto para apreciar lo que queda de este hermoso lugar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Simplemente, salí de la autopista 93 hacia tu izquierda y podés estacionar tu vehículo de manera gratuita para acercarte caminando y ver mejor el glaciar.

Si querés caminar sobre él, no lo hagas por tu cuenta: varias personas al año se lastiman o fallecen al caer en sus grietas o cortarse con las piedras debajo.

La empresa Brewster’s Ice Age Adventure hace expediciones diarias al glaciar en vehículos especiales y con el equipo recomendado para recorrerlo de manera segura.

Al otro lado de la ruta se encuentra además el Icefield Centre, un edificio no de lo más pintoresco ni adecuado para el paisaje, pero donde podés hacer una parada a comer, ir al baño o apreciar las vistas del glaciar desde su terraza.

Además, acá se encuentra una breve exposición acerca del Columbia Icefield y hay una oficina de Parks Canada donde podés pedir mapas o información sobre los parques.

Información práctica

Icefields Centre: abierto de abril a octubre de 9:00 a 21:00 h.

Oficina Parks Canada: abierto de mayo a octubre de 9:00 a 17:00 h, hasta las 18:00 h en los meses de verano.

Cascadas Sunwapta y Athabasca

A unos 50 kilómetros del Columbia Icefield se encuentran las cascadas de Sunwapta, otra de las paradas recomendadas camino a Jasper.

Más allá de la imponente caída de agua, lo llamativo de estas cascadas es el cañón natural que el agua ha formado en el área y el cual podés ver desde las pasarelas que te llevan al mirador.

25 kilómetros más adelante se encuentran las cascadas Athabasca. Si bien no son tan llamativas como las anteriores, vale la pena hacer una parada para verlas.

Lo mejor de estas cascadas es que el mirador principal se encuentra muy cerca de la caída, por lo que si vas en verano vas a poder ver toda la fuerza del agua cayendo y sentir cómo te pega en la cara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambas cascadas, Sunwapta y Athabasca, están a pocos metros de los estacionamientos correspondientes. Por lo que si lo que te interesa ver solo las cascadas, podés hacerlo en unos pocos minutos.

Si preferís adentrarte en la naturaleza, ambos lugares tienen algunos senderos naturales para recorrer.

DATO: ambas cascadas son lindas y recomendables para hacer una parada. Pero si por alguna razón estás con poco tiempo, creemos que las de Sunwapta valen más la pena.

Jasper

El pequeño pueblito de Jasper no tiene ni cerca lo pintoresco de Banff. Pero tiene otra ventaja: muchos menos turistas.

Esto hace que hacer una parada u hospedarse acá se sienta más cercano a tener una experiencia en medio de las montañas y no a estar en el centro del turismo canadiense.

No hay mucho que hacer en Jasper, pero es el punto obligado para hacer compras, lavar ropa o tomar un café.

Y si querés combinar las últimas dos, te recomendamos que visites el Snow Dome Coffee Bar. Esta original lavandería viene combinada con una muy buena cafetería, para que esperes tu ropa mientras disfrutas de tu bebida, wi-fi incluido.

Hay también algunos buenos restaurantes y bares para descubrir en Jasper (recomendaciones arriba), además de un museo, el Yellowhead Museum and Archives, que tiene una pequeña muestra de la historia del lugar y sus antiguos pobladores.

Si estás buscando información del parque o no tenés dónde hospedarte, te recomendamos que visites el Centro de Información, donde te van a poder dar una mano (también hay wi-fi gratuito).

Información práctica

Lavandería-Cafetería Snow Dome: 607 Patricia Street, Jasper. Abierto de 7.00 a 17.00 h.

Yellowhead Museum and Archives: 400 Pyramid Lake Road. Entrada 5 CAD. Abierto todos los días de 10.00 a 17:00 h (mayo a septiembre), y de jueves a domingo en temporada baja.

Jasper National Park Information Centre: 500 Connaught Drive. Abierto todos los días de 09:00 a 17:00 de abril a junio y en octubre; hasta las 21:00 h de junio a agosto; hasta las 18:00 en septiembre y hasta las 16:00 de noviembre a marzo.

Jasper SkyTram

El más alto de su estilo en todo Canadá, el Jasper SkyTram es un telesférico que sube más de 2200 metros por sobre la montaña Whistlers en el Parque Nacional Jasper.

No hace falta aclarar que las vistas son increíbles desde acá. Podés encontrar además un centro de información y un restaurante en la cima.

¿Única desventaja? Tomar el Jasper SkyTram no es para nada barato

Información práctica

Ubicación: a 3 kilómetros de la autopista 3 y 4 kilómetros hacia el oeste por la Whistler Mountain Road.

Horario: todos los días de 10:00 a 17:00 h de abril a mayo y de septiembre a octubre; de 09:30 a 18:30 de mayo a junio; de 09:00 a 20:00 de julio a agosto.

Precio: 29 CAD por persona, descuentos para menores de 14 años, menores de 5 años gratis.

Lagos Patricia y Pyramid

Los dos lagos más cercanos a Jasper, Patricia y Pyramid probablemente sean tu primera parada después de conocer la ciudad.

El primero, Patricia, no tiene demasiado en especial, más que algunas vistas de las montañas de alrededor.

El segundo, Pyramid, es algo más interesante, especialmente la pequeña isla que se encuentra en su centro y a la cual se puede acceder a través de un puente de madera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DATO: si te gusta la astronomía, la isla Pyramid Island es la ubicación ideal para apreciar el cielo nocturno. Jasper es considerado una reserva astronómica, lo que significa que es un lugar perfecto para los amantes de las constelaciones. Si estás en el parque en octubre, podés también asistir al Dark Sky Festival, un festival temático que se lleva a cabo durante ese mes.

En ambos lagos se pueden alquilar kayaks o canoas para pasear, pescar (solo en ciertas épocas y con un permiso especial) y observar las aves y vida salvaje que se encuentran en sus alrededores.

Los dos lagos son también excelentes puntos donde hospedarse ya que se encuentran en medio del Parque y son de fácil acceso con un vehículo.

Cañón Maligne

Si tenés tiempo para ver una sola cosa en el Parque Nacional Jasper, que sea el Cañón Maligne.

Se trata de un cañón natural de unos 55 metros de profundidad y con varios caminos y puentes que permiten ver las cascadas que se forman en él.

La única desventaja es que no es un sitio que solo hayamos descubierto nosotros: probablemente haya muchísimos turistas que te acompañen en la visita.

Si tenés la oportunidad de ir a Jasper en invierno, hay expediciones que te llevan a caminar por debajo del cañón y por sus aguas completamente congeladas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para llegar al Cañón Maligne, toma la Maligne Lake Road desde la ruta 16 hacia el este. Hay un amplio estacionamiento gratuito en la entrada, además de baños y una pequeña cafetería.

CONSEJO: si vas en temporada alta (junio a agosto) intentá ir lo más temprano posible al Cañón para poder encontrar estacionamiento y disfrutar del paisaje con más tranquilidad.

Lago Medicine

Unos 20 kilómetros más adelante por la misma ruta vas a llegar al Lago Medicine.

El Medicine tiene una gran particularidad: su fondo y alrededores están formados por intrincadas cuevas subterráneas.

Estas cuevas hacen que durante el verano los niveles del agua suban y se forme el lago. Durante el invierno, cuando el nivel del agua es menor, esta se escurre por las cuevas y el lago desaparece completamente.

Estas variaciones fascinaban a los Nativos Americanos, que creían que el lago tenía poderes mágicos. Para vos, que probablemente lo veas de manera normal (a menos que vayas en invierno), quizás sea un lago más.

A nosotros, de todas maneras, nos encantó: este nos pareció uno de los lagos más tranquilos y serenos de Jasper. ¿Quizás sí sea mágico después de todo?

Lamentablemente, el bosque de alrededor ha desaparecido casi completamente en los últimos incendios forestales, pero eso igualmente le suma un aire lúgubre que nos fascinó.

Lago Maligne

La última parada obligada en el Parque Nacional Jasper es el Lago Maligne.

Con 22 kilómetros de largo, este es el lago más grande de las Montañas Rocosas, y el segundo lago glaciar más grande del mundo.

Rodeado de montañas, es también, en nuestra opinión, uno de los más lindos, aunque creemos que no le llega ni a los talones a Moraine…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mejor manera de apreciarlo es desde un bote, con el cual podés llegar al centro del lago y a la famosa Maligne Island, que probablemente hayas visto ya en alguna foto del parque.

Hay también varios senderos para bordear el lago, además de diferentes campings backcountry para dormir en las cercanías.

¿Querés conocer otro de nuestros parques favoritos en el este de Canadá? Hacé clic acá para leer nuestra guía al Parque Nacional Yoho.


¿Te gusta esta “Guía de viajes por el Parque Nacional Jasper”? ¡Guardala en Pinterest!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Al adquirir alguno de los productos o servicios recomendados a través de los enlaces publicados, se genera una pequeña comisión para nosotros. Esto no representa un costo adicional o un precio diferente para vos.

Todas las recomendaciones son de productos o servicios que personalmente hemos utilizado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *