Cómo es viajar en pareja a largo plazo: beneficios, realidades y consejos

Si estás pensando en viajar en pareja a largo plazo puede que te estés preguntando si estás preparado/a para semejante compromiso.

Porque seamos sinceros: una cosa son unas vacaciones de 15 días de completo descanso y relax, y una muy distinta es un viaje a tiempo completo donde tu pareja es esa persona a la que ves las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Como todo en la vida, viajar en pareja tiene su lado bueno y su lado no tan lindo, por eso para prepararte vamos a contarte acá:

– cuál es nuestra experiencia viajando en pareja;

– mostrarte el lado real de los viajes de a dos;

– decirte cuáles creemos que son los mejores beneficios

– y, por último, ¡darte algunos consejos si planeas (y todavía te animás a) hacerlo!

 

¿Estás listo/a para empezar a viajar en pareja? ¡Empecemos entonces!

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

Nuestra experiencia viajando en pareja

Con el Pollo estamos juntos hace casi 8 años de los cuales:

– casi 3 pasamos viajando juntos full-time (mitad por Europa, mitad por América)

– 1 y medio viviendo juntos en un departamento diminuto en Inglaterra

– 2 viviendo juntos en una casa en Argentina

De todas estas experiencias hemos tenido aprendizajes y recuerdos y, sin lugar a dudas, viajar juntos por tanto tiempo nos ha servido como una lección express de la vida en pareja.

Y es que, por más que tenga muchas en común con una convivencia «normal», creemos que viajar a tiempo completo ha hecho que, como pareja, nos conozcamos de una forma única y mucho más intensa.

Cuando empezamos a salir, cada uno tenía una vida «armada» e independiente con su propia casa, trabajos y amigos, con lo cual adaptarnos de eso a una convivencia 24/7 sinceramente no fue un paso demasiado fácil para ninguno de los dos.

 

Nuestro primer viaje largo juntos: Europa de mochileros

Después de salir por 1 año decidimos en 2015 que estábamos cansados de los trabajos y las vidas que teníamos en ese momento (yo era traductora, el Pollo abogado) y sentíamos que necesitábamos un cambio de aire.

Sin pensarlo ni planearlo demasiado nos compramos un boleto de ida a Roma en abril y nos propusimos a viajar por Europa hasta que se nos acabara el dinero y tuviéramos que volver o buscar un trabajo allá.

El dinero que pensábamos nos iba a durar solo algunas semanas nos terminó sirviendo para recorrer Europa durante 10 meses, durante los cuales conocimos 6 países y decenas de ciudades.

Descubrir maravillas como el housesitting, los hostels y los programas de voluntariado fueron la razón que nos permitieron viajar por tanto tiempo con tan poco (hablamos acá sobre cómo viajamos por Europa tan barato).

Sin embargo, esto también significó que lo que creíamos que iba a ser un viaje de pareja a corto plazo se terminó convirtiendo en una aventura juntos a tiempo completo durante meses.

¿Mencioné además que este era el primer viaje que hacíamos juntos? Bueno, así es: ¡antes de eso no habíamos siquiera hecho un viaje de fin de semana en compañía del otro!

Sin necesidad de aclararlo, no fue todo perfecto: hubo desacuerdos, peleas, problemas organizativos… Hasta ese momento veníamos de la fase primeriza de la relación donde todo transcurría sin grandes sobresaltos, así que esto fue, como dije, un curso intensivo en conocernos verdaderamente a fondo.

Más allá de esto, superamos la prueba con éxito y después de esos 10 meses de recuerdos increíbles e imborrables visitando todos esos destinos, tomamos la decisión de mudarnos juntos a Inglaterra.

Ahí la cosa se volvió más relajada ya que, a pesar de que nuestro hogar era bastante pequeño, tener cada uno sus rutinas y trabajos nos dio el espacio que no teníamos durante el viaje.

 

viajar en pareja

 

Si querés saber más sobre nuestros viajes por Europa te recomendamos visitar nuestra sección dedicada al viejo continente. 

 

Nuestro segundo viaje largo juntos: América en motorhome

Después de 1 año y medio viviendo en Inglaterra y ahorrando para seguir viajando, decidimos comprarnos un motorhome en Canadá y viajar manejándolo por la Ruta Panamericana.

En este viaje, la parte logística fue bastante más sencilla, ya que más allá del vuelo y hospedajes iniciales para ir a comprar nuestro motorhome, para el resto del recorrido ya teníamos el tema transporte y hospedaje resuelto, lo que hacía que hubiera menos terreno para desacuerdos.

Sin embargo, acá el desafío venía dado principalmente por el espacio. Más allá de que habíamos aprendido mucho el uno del otro en nuestro viaje por Europa y conviviendo en un pequeño departamento en Oxford, nada nos había preparado para coexistir en 8 metros cuadrados.

Más allá de esto, con el tiempo logramos adaptarnos: espacios dentro del motorhome para cada uno para guardar sus cosas, rutinas para tener nuestros tiempos por separado y reglas básicas para dividir tareas cotidianas.

Una vez más, y al igual que en el viaje por Europa, también fue esencial la comunicación y el respeto para decidir rutas, actividades y saber qué le puede estar pasando al otro si quizás no tiene un buen día.

Como nos pasó en el viaje anterior, por supuesto que hubo desacuerdos en varios momentos del viaje, pero sin dudas los momentos vividos en compañía del otro a lo largo de la ruta le ganan a cualquier pelea tonta que ya ni nos acordamos por qué era.

 

viajar en pareja

 

Si querés saber más sobre nuestro viaje por América en motorhome, te recomendamos visitar nuestra sección de la Ruta Panamericana.

 

Realidades de viajar en pareja a largo plazo

Podríamos acá decirles entonces todo lo perfecto y hermoso que es viajar en pareja a largo plazo, pero estaríamos siendo poco sinceros y dejando de lado varias realidades que también conforman este tipo de viaje.

Por eso, les contamos acá algunas cosas que deberán tener en cuenta antes de empezar a viajar en pareja a largo plazo:

 

Estarán juntos TODO el tiempo

Esto es una realidad que hay que afrontar sin anestesia: tu pareja será tu compañero en este viaje prácticamente el 100% del tiempo, con todo lo que eso implica.

Y puede que te lleves súper bien ahora, pero puede que eso también sea porque no se ven a cada hora del día, cada uno tiene sus trabajos, sus actividades, sus grupos de gente con quien se ve…

En un viaje a tiempo completo todo eso desaparece y hay que estar convencidos y preparados de una convivencia 24 horas, con todo lo bueno y todo lo malo.

 

Les va a hacer extrañar a sus amigos/as más que nunca

Con el Pollo nos divertimos muchísimo, nos reímos, compartimos gustos y actividades, pero lo cierto es que también hay muchas cosas que tenemos cada uno por nuestro lado.

Desde series que vemos cada uno por nuestra cuenta a gustos musicales que no compartimos, hay varios cosas que quizás no tengas en común con tu pareja y sí con otros/as amigos/as que en ese momento están lejos.

Por eso, durante un viaje a largo plazo es súper importante mantenerte en contacto con esos seres queridos que forman otras partes de tu vida fuera de tu pareja.

 

Van a ver lo peor del otro

Así como en un viaje la convivencia les hará ver lo mejor de la otra persona y hacerlos crecer como individuos, lo cierto es que también tendrán la oportunidad de ver lo peor del otro.

Nada como perder un avión, que se rompa tu vehículo en medio de la ruta o cualquier gran obstáculo en un viaje como para ponernos de malhumor y sacar nuestro costado no tan lindo que quizás no mostramos todo el tiempo.

Además, viajar en pareja a tiempo completo significa mañanas poco pintorescas sin maquillajes, días de mucho sudor y ropa sucia después de largas caminatas y rabietas por hambre descontrolada, ¡así que hay que ir preparados para descubrirlo todo!

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

A veces no hay donde escapar

Quizás estando en casa tengan una discusión que se apacigua tomándose cada uno unos minutos para salir a caminar o meterse en habitaciones separadas a pensar tranquilos y luego retomar la conversación cuando estén más tranquilos.

Bueno, lamento comunicarles que muchas veces en un viaje no existe tal opción, ya sea que estén encerrados en un motorhome en plena tormenta o tomando un autobús que no llegará hasta dentro de 10 horas.

Es en esos momentos cuando más hay que intentar mantener la calma y el respeto y darse el (pequeño) espacio suficiente para poder hacer las pases.

 

Hay cosas que les van a salir mal…

Nada en un viaje sale siempre 100% perfecto y hay que aceptarlo de entrada: las chances de que tengan algún problema en un viaje a largo plazo son prácticamente aseguradas.

Pero, sobre todo cuando viajás en pareja, es esencial no descargar frustraciones en el otro ni tampoco repartir culpas.

No importa quién hizo mal la reserva o quién se olvidó de cargar la batería de la cámara, ¡lo importante es trabajar en equipo para intentar solucionarlo!

 

…y muchas donde no van a estar de acuerdo

Por más que decidas hacer un viaje a largo plazo con tu pareja y hasta decidan en conjunto los destinos a recorrer, esto no significa que vayan a estar de acuerdo todo el tiempo con respecto a qué cosas hacer.

Esto lo hemos aprendido a la fuerza, después de forzarnos a hacer cosas juntos que claramente no nos gustaban a ambos y donde la persona que la pasa mal o se aburre termina arruinando la experiencia para los dos.

Ahora ya sabemos que es mucho mejor tomarnos cada uno nuestro tiempo para hacer cosas que nos interesan por separado, sin obligar al otro/a a hacerlas también si no tiene ganas.

 

viajar en pareja

 

Van a tener que dejar de pensar solo en ustedes mismos

Viajar (y vivir) en pareja significa dejar de pensar solo en uno y empezar a pensar en doble. Así, un viaje en pareja será el momento de dejar de lado caprichos egoístas y tratar de buscar el consenso y lo que es mejor para los dos.

Ojo: esto no significa relegar nuestros gustos y preferencias (ver el siguiente punto) sino que, al momento de tomar decisiones en conjunto, no será solo tu opinión la que valga.

Si están acostumbrados a vivir solos/as (como era nuestro caso) puede que esto les cueste un poco más, pero les prometemos que a la larga se encuentra el equilibrio.

 

Puede que sea difícil encontrar sus propios tiempos y espacios

Un desafío en un viaje largo en pareja es justamente lograr esos espacios y tiempos individuales para fomentar y nutrir todo eso que nos gusta hacer fuera de la pareja, como puede ser una actividad física, un hobbie o simplemente el hecho de estar a solas con nuestros pensamientos un rato.

Cuando convivís en un espacio reducido y compartís tu rutina las 24 horas del día con la otra persona, esos espacios se hacen cada vez más necesarios, con lo cual es importante priorizarlos y hacer un esfuerzo por mantenerlos.

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

Beneficios de viajar en pareja a largo plazo

Como podrán ver, no todo en nuestros viajes en pareja ha sido sencillo y hemos tenido muchos obstáculos y aprendizajes en el camino después de tantas horas juntos, ya sea en un motorhome, un tren, un avión o un hostal.

Después de haber pasado todo este tiempo en compañía, creemos sin embargo que hay muchas cosas que viajar en pareja a largo plazo le ha sumado a nuestra relación y con eso podemos decirles que hacerlo ciertamente les traerá muchos beneficios:

 

Pasarán mucho tiempo de calidad juntos

Una de las mejores cosas de viajar en pareja es tener la oportunidad de compartir todo ese tiempo con la otra persona.

Para mi, el Pollo no solo es un gran compañero de vida, sino también un gran amigo, con el que me divierto muchísimo y la paso genial por lo que viajar juntos no ha dado incontables momentos buenísimos juntos.

Con los tiempos que corren, con los trabajos y obligaciones que consumen la rutina de muchas personas y desgastan tantas relaciones, viajar en pareja es una excelente oportunidad de darse un descanso de todo eso e invertir en tiempo de calidad disfrutando juntos.

 

Se conocerán a fondo (a ustedes mismos y al otro)

Si bien, como ya comentamos, tenemos varios años de convivencia encima, creemos que jamás nos hemos conocido tan a fondo como cuando hemos viajado.

Tanto como personas individuales como el uno al otro en conjunto, viajar en pareja a largo plazo es verdaderamente un curso express para autodescubrirse como pareja y una gran prueba para saber si son compatibles al final del día (por más distintos que sean).

 

Crearán intimidad y confianza

Durante un viaje en pareja es imposible que no aumente la intimidad: ya sea que viajes en un motorhome o duermas en un hostal, es tanto lo que vas a hablar, compartir y pasar en conjunto que los lazos que los unen se vuelven cada vez más fuertes.

Y eso, a la vez, mejora mucho la confianza, dado que te das cuenta que esa otra persona va a estar ahí para apoyarte pase lo que pase.

 

 

Podrán ahorrar dinero

No todo lo bueno que viene de viajar en pareja es emocional: ¡lo material también mejora!

Y es que viajando juntos hemos logrado ahorrar muchísimo, especialmente en cuestión de gasolina, peajes y arreglos en el viaje en motorhome y compartiendo comidas cuando salíamos.

 

Tendrán a alguien con quien contar

Los malos momentos en un viaje siempre suceden: podés enfermarte, tener un accidente o simplemente tener un mal día.

En nuestro caso, siempre agradecemos saber que el otro/a está ahí para acompañarnos en esos momentos no tan memorables de una aventura.

 

Podrán dividir tareas

Detrás de cualquier viaje hay muchas cosas que hacer: encargarse de pasajes, reservas y planes, aparte de las tareas cotidianas como cocinar, cargar combustible o limpiar.

En nuestro caso, yo (Pilar) siempre suelo estar a cargo de las cuestiones logísticas como averiguar rutas, horarios y hacer reservas, mientras que el Pollo se encarga de la parte «práctica» como manejar, cocinar, limpiar y ordenar el equipaje.

Obviamente algunos roles van variando de acuerdo a como sea necesario, pero todo funciona de forma mucho más sencilla dividiéndonos las tareas entre los dos.

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

Generarán recuerdos inolvidables juntos

El sentimiento de descubrir una ciudad por primera vez, la sensación de bajarnos de un avión en un nuevo destino o la emoción de encontrarnos frente a un sitio donde habíamos soñado estar por tanto tiempo.

Hoy, después de haber pasado tantos meses, países y kilómetros juntos, no hay día que no nos venga a la mente alguna anécdota divertida o emocionante de todos esos sitios donde estuvimos.

 

Fortalecerán la relación

Todo lo difícil y complicado que hemos pasado en nuestros viajes juntos, creemos, ha hecho mucho más fuerte la relación que venimos armando hace 8 años.

Sin dudas, todas esas horas compartidas, con lo lindo y lo feo, hacen que valoremos mucho lo que tenemos y hemos construido en todo este tiempo juntos.

 

Consejos prácticos para viajar en pareja

Si después de todos esos puntos no tan lindos los puntos a favor lograron convencerlos de viajar en pareja (¡esperamos que así sea!) queremos por último dejarles algunos consejos para hacer su tarea más sencilla.

Como siempre suele suceder, estos son más fáciles dicho que hechos, pero les prometemos que si se toman el tiempo y la paciencia de ponerlos en práctica van a hacer que su viaje en pareja sea muchísimo más placentero (y sobreviva a cualquier obstáculo):

 

Escuchensé

Parte esencial de cualquier relación es la comunicación, y eso siempre comienza con escuchar al otro y prestar atención a sus necesidades además de las nuestras.

Al menos un par de veces a la semana dense una «cita» especial (puede ser durante una cena o una caminata por la playa) para hablar sobre cómo se sienten y escucharse el uno al otro.

 

Digan lo que piensan

Y si uno escucha, de nada sirve que el otro no hable. No sirve de nada guardarnos opiniones y sentimientos: esto solo va a ser que juntemos rencor y explotemos en algún momento del viaje.

No se trata de comunicar absolutamente todo lo que te pasa por la mente, pero si hay algo que te molesta, no dudes en decirlo.

 

viajar en pareja

 

Piensen lo que dicen

Algo clave al momento de comunicarnos es hacerlo con respeto y considerando cómo puede sentirse el otro.

Por eso, es muy importante pensar lo que vamos a decir y, sobre todo, cómo vamos a decirlo.

Recordemos siempre que las palabras hieren y por más que ahora estés enfurecido/a por algo con la otra persona, la forma en que se lo comuniques cuenta, y mucho.

 

Cuenten hasta 10 (o hasta 100)

La paciencia va a ser uno de los atributos que más desarrolles en un viaje en pareja, ¡te lo prometemos!

Todos esos pequeños hábitos que nos molestan del otro están ahí, en primer plano, y si a eso le sumamos días de malhumor, hambre y sueño donde las cosas no salen bien… bueno, ya imaginarán.

Es en esos momentos donde hay que respirar profundo, contar hasta 10 y tratar de lidiar con lo que está pasando con ganas y buena predisposición.

 

Dividan tareas

Como ya dijimos, en un viaje hay que tomar muchísimas decisiones y realizar un montón de tareas cotidianas, con lo cual no es justo (ni agradable) que solo una persona tenga que hacerse cargo de todo.

Y si son de los que les cuesta delegar, les aviso: muy pronto se hartarán de intentar cubrir todos los campos y terminarán agotados y aburridos del viaje.

Por eso, es esencial dividir tareas que les harán la vida y el viaje más sencillos a ambos.

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

Hagan nuevos amigos

Estar todo el día en compañía del otro puede llegar a convertirse en rutina, ¡y si se quedan solos en algún punto probablemente ya ni encuentren de que temas hablar!

Por eso, por más que viajen en pareja, es súper importante conocer a nuevas personas durante su recorrido algo que, para nosotros no solo es esencial, sino también una de las mejores cosas de un viaje.

Sumar amigos no solo les permitirá crear buenos recuerdos y fomentar relaciones fuera de la pareja sino también enriquecer la experiencia general del viaje.

 

Y mantengansé en contacto con los que están lejos

Como ya dije, durante un viaje tu pareja se vuelve no solo tu compañero sino también tu amigo full-time, y muchas veces, cuando no hay nadie cerca, ¡en el único a mano!

Y por más que nos encante compartir momentos y experiencias en conjunto a lo largo del viaje, también creemos que es esencial nutrir nuestras amistades a lo lejos.

Esto no solo mantiene vivas y alimentadas esas relaciones tan importantes, ¡sino que también le da un descanso a tu pareja de tener que ser tu amigo a tiempo completo!

 

 

Densé espacios

Viajar en pareja no significa hacer todo juntos todo el tiempo: eso se vuelve muy cansador muy rápido, creanmé.

Para eso, armen pequeñas rutinas durante su viaje para tomarse tiempos a solas para hacer lo que les guste: una caminata en la playa al atardecer, hacer yoga por la mañana, tocar la guitarra o leer un libro.

Esos pequeños momentos los harán tomar contacto con ustedes mismos y valorar muchísimo más el tiempo que pasen después juntos.

 

Encuentren el punto medio

En una relación de pareja, y aún más en un viaje a largo plazo, suma muy poco intentar mantener una postura propia como inquebrantable a toda costa.

No es posible avanzar demasiado si estamos empecinados a que todo sea como nosotros lo queremos y de ninguna otra forma, con lo cual es importante tratar de llegar a un punto medio donde ambas partes queden satisfechas.

Por eso, a la hora de decidir el siguiente destino, las actividades para el día o incluso el sitio para ir a comer, dialoguen, escuchen la otra campana y sean flexibles.

 

Trabajen en grupo

No todos hacemos todo bien, y resolver los inconvenientes en el camino es mucho más sencillo cuando ponemos a trabajar las mentes en conjunto e intentamos llegar a una solución juntos.

Puede que uno sea mejor con los papeles y los trámites en las fronteras, mientras que al otro se le da con más facilidad armar las rutas y los itinerarios: piensen en qué se les da con más facilidad y colaboren para llegar juntos a la meta.

 

viajar en pareja

viajar en pareja

 

Pongan las cosas en perspectiva

Si bien en el momento puede parecer que esa rotura en un zapato en medio de una caminata o ese pinchazo en medio de la ruta son el fin del mundo, lo cierto es que está muy lejos de serlo.

Es importante durante un viaje sacarnos la presión de intentar que todo salga perfecto y aceptar que las cosas malas suceden: lo único que varía es la forma en que nos lo tomamos.

 

Ríanse y pasenlá bien

Nada como un poco de humor para hacer más liviana cualquier situación. Y es que lo que en ese momento puede parecer una situación fatal en unos meses les prometo que será una divertida anécdota que no van a olvidar jamás.

Al final del día, un viaje en pareja debe ser divertido, una oportunidad para crear recuerdos juntos y fortalecer su relación: ¡no dejen que ningún obstáculo les haga pensar lo contrario!

 

accesorios para motorhome

 


 

Esperamos que con este pequeño recuento de nuestras experiencias, aprendizajes y consejos para viajar en pareja te hayamos animado a hacerlo vos también.

¿Qué experiencias tenés viajando en pareja? ¿Qué consejos sumarías a esta lista? ¡Contanos en los comentarios!

 


¿Te gustó esta publicación de «Cómo es viajar en pareja a largo plazo: beneficios, realidades y consejos»? ¡Guardala en Pinterest!

 

viajar en pareja

viajar en pareja

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.