Construcciones: la Catedral de Colonia

¿El Muro de Berlín? ¿Las cervecerías de Munich? ¿El Castillo de Neuschwanstein, que inspiró a Walt Disney para dibujar el de la Bella Durmiente? No. La atracción más visitada de Alemania es la Catedral de Colonia.

Y con razón. Este enorme edificio de estilo gótico es simplemente imponente. Símbolo histórico de Colonia, la Catedral se ve prácticamente desde cualquier punto de la ciudad.

catedral de colonia

Vamos a ser sinceros: Colonia no es nada del otro mundo. Pero créenos cuando te decimos que esta Catedral sí lo es.

Y sí, ya sé: ir a tomar unas cervezas al Oktoberfest siempre suena como un mejor plan que ir a ver una iglesia. Pero por favor, si andás por el este de Alemania, hacé una parada para visitarla.

Historia

La piedra fundacional de la Catedral se puso en el año 1248, donde se cree que ya había una iglesia más pequeña.

En el siglo XVI la construcción se detuvo, en parte por falta de fondos y otro tanto por falta de interés. Es así que durante 300 años el panorama de Colonia incluyó una iglesia semiconstruida. Lo que vieron los afortunados habitantes de Colonia durante esos 3 siglos fue solo andamios en la torre sur y una torre norte prácticamente inexistente. Genial.

Recién en el año 1823 se retomó el proyecto, con apoyo del rey  Federico Guillermo IV de Prusia. Completar la construcción de la Catedral de Colonia pronto pasó a ser un tema de interés para toda la población.

En 1880, tan solo 632 años después de iniciada, se terminó su construcción.

A principios del siglo XX tuvo que ser restaurada en gran parte. Años más tarde fue severamente bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. Los trabajos para refaccionarla duraron más de una década (la capacidad de los alemanes para reconstruir estas bestias monumentales después de la guerra es algo que no me deja de sorprender).

Aún hasta hoy en día se siguen llevando a cabo trabajos de restauración para proteger los techos de las inclemencias mecánicas. Malditos andamios que arruinan cualquier intento de foto simétrica…

catedral de colonia

Dimensiones

La Catedral mide 145 metros de largo por 86 metros de ancho. Como punto de comparación, piensen que una cancha de fútbol mide aproximadamente 100 por 70.

La torre norte mide 157,38 metros: 7 centímetros más que la torre sur. No me pregunten por qué.

La edificación cubre un área total de casi 8.000 metros cuadrados y tiene capacidad para aproximadamente 20.000 personas.

Curiosidades

Se cree que la Catedral de Colonia alberga los restos de los mismísimos Reyes Magos. Busquen el relicario que los contiene detrás del altar. No se lo pueden perder: es dorado, con muchas decoraciones y el más grande de todo Occidente. Bastante fácil de ver.

Los vitrales originales de la sección sur de la Catedral fueron dañados durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, se han reemplazado por un diseño de Gerhard Richter, artista oriundo de la ciudad de Colonia. El área de 100 metros cuadrados está ahora cubierta por centenares de pequeños vidrios de colores que logran uno de los espectáculos más llamativos cuando son atravesados por los rayos de sol. Esta es mi parte favorita de todo el interior (¡sí, color!):

catedral de colonia vitrales

Durante los primeros cuatro años después de finalizada su construcción, la Catedral de Colonia fue el edificio más alto del mundo. Perdió el puesto con la culminación del Monumento a Washington en 1884. Hoy en día es el segundo edificio más alto de Colonia, después de la torre de telecomunicaciones de la ciudad.

Información práctica

Ubicación: Domkloster 4, 50667 Köln, Germany

Cómo llegar: Colonia está bien conectado por la red ferroviaria con las principales ciudades alemanas. Además, cuenta con un aeropuerto “compartido” con Bonn. Una vez que llegues a la ciudad, ¡vas a ver la Catedral casi desde cualquier punto así que es difícil perderte!

Horarios: 6 a.m. a 9 p.m. (de mayo a octubre) y hasta 7.30 p.m. en los meses de invierno (noviembre a abril). No está permitido ingresar durante el horario de misa (consultar acá).

catedral de colonia

Entrada: la entrada a la Catedral de Colonia es gratis. Si querés subir a las torres, el precio es de 3 euros y el horario es hasta las 6 p.m. (verano) o 4 p.m. (invierno). Se puede comprar una entrada combinada de 6 euros para subir a la torre y ver el tesoro. Si no tenés tiempo para esto, simplemente entrar a la Catedral y apreciar su interior ya vale la pena.

Visitas guiadas: hay visitas guiadas en inglés y alemán. Más información acá.

Bonus: Bueno, sí, ahora que ya visitaste la Catedral te merecés una cerveza, obvio. El bar Gaffel Am Dom que está enfrente a la Catedral me encanta: ambiente de cervecería alemana típica, comida tradicional, buena cerveza. Y a un buen precio (para un lugar tan turístico como este).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *