Otras ciudades: Gante

Se podría decir que Gante es a Bélgica lo que Bélgica es a Europa. Un lugar que suele pasar desapercibido y que siempre cae bajo la sombra del resto. Pero esto no significa que no sea una de las ciudades más lindas y pintorescas del continente.

Dado que además es una ciudad universitaria, Gante tiene mucha más onda y “vida” que Brujas. Y algo importante: sin la enorme cantidad de turistas. Esta es una ciudad donde diariamente hay conciertos gratis en los bares. Donde la gente sale a comer, pasear o simplemente tomar un trago entre amigos junto a alguno de los ríos que cruzan el centro.

A mitad de camino entre Bruselas y Brujas, Gante es una ciudad que vale la pena visitar. Sobre todo si llegás a pasar en primavera o verano. Debido a su pequeño tamaño, es fácil recorrer la ciudad en uno o dos días ya sea caminando o en el transporte predilecto de los ganteses, la bicicleta.

Nuestros 3 recomendados antitour para pasar un día ideal en Gante son:

1 – Tomate una cerveza en el Graslei

graslei gante

Lo que solía ser antiguamente el ajetreado puerto de la ciudad es ahora el lugar perfecto para el ocio de los locales. El Graslei es el punto de encuentro de los habitantes de Gante durante el verano. Rodeado de bares y restaurantes, no hay plan mejor que tomarse una buena cerveza belga acá. Mientras podés mirar pasar a la gente por el río en barcos, canoas, paddleboards y casi cualquier otro medio de transporte marítimo que se te ocurra.

Tratá de encontrar el Spijker, en el número 10. Este es un antiguo depósito de granos del puerto que está construido como si fuera a desplomarse hacia adelante. No es un mero error arquitectónico: muchos de los edificios en la zona de Flandes y Holanda están construidos de esta manera para que las bolsas de granos no se chocaran contra las paredes cuando las subían con los ganchos que están en los techos.

2 – Sacá fotos desde el Puente San Miguel (Sint-Michielsbrug)

san miguel gante

¿Querés sacarte una buena selfie?

Después de tomarte una cerveza en el Graslei, subí al Puente de San Miguel que es el que queda justito ahí al lado. Desde acá vas a poder sacar las mejores fotos de Gante.

Desde acá tenés una vista panorámica privilegiada del puerto y el Castillo de los Condes. Y si mirás en dirección al centro, podés ver las 3 torres más importantes de la ciudad. Estas son la Iglesia de San Nicolás, el Belfry y la Catedral de San Bavón.

3 – Visitá un mercado o un recital en el Stadshal

stadshal gante

Edificio controversial como pocos, el Stashal fue construido en 2012 y es el último agregado arquitectónico al centro de Gante. Sus detractores lo llaman “el establo de las ovejas”, mientras que sus amantes lo consideran una joya del arte moderno.

Las opiniones siguen divididas, pero así y todo el Stadshal ya ha pasado a ser parte del paisaje y de la vida de los ganteses. Este es el lugar donde ocurren muchas de las actividades de la ciudad, desde recitales de música clásica hasta los mercados locales durante la semana.

A nosotros la verdad que un poco nos gusta el contraste de lo antiguo y medieval con lo moderno. Y a vos, ¿te parece tan feo?


¿Te gusta esta publicación? ¡Guardala en Pinterest!

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *